domingo, 5 de junio de 2016

BEETHOVEN, ¡HERMANO! ACTIVIDAD 15.


Con esta preciosa inspiración, toma un juego de construcción y comienza a colocar las piezas al ritmo de la música. 
¿Qué tipo de edificación ha logrado "La Novena de Beethoven" en ti?

Si puedes contar con tu familia o amigos, ahora vamos a construir juntos.

Para la parte vocal, Beethoven tomó la letra de la "Oda a la alegría" del poeta alemán Friedrich von Schiller.
¡Vamos a leer una de sus traducciones!

Oda a la Alegría


¡Oh amigos, no esa tonada!
Entonemos otros más agradables y
llenos de alegría.
¡Alegría, alegría!

¡Alegría, bella chispa divina,
hija del Elíseo!
¡Penetramos ardientes de embriaguez,
¡Oh celeste, en tu santuario!
Tus encantos atan los lazos
que la rígida moda rompiera;
y todos los hombres serán hermanos
bajo tus alas bienhechoras.

Quien logró el golpe de suerte,
de ser el amigo de un amigo.
Quien ha conquistado una noble mujer
¡Que una su júbilo al nuestro!
¡Sí! que venga aquel que en la Tierra
pueda llamar suya siquiera un alma.
Pero quien jamás lo ha podido,
¡que se aparte llorando de nuestro grupo!

Se derrama la alegría para los seres
por todos los senos de la Naturaleza.
todos los buenos, todos los malos,
siguen su camino de rosas.
Ella nos dio los besos y la vid,
y un amigo probado hasta la muerte;
Al gusanillo fue dada la Voluptuosidad
y el querubín está ante Dios.


Alegres como vuelan sus soles,
A través de la espléndida bóveda celeste,
Corred, hermanos, seguid vuestra ruta
Alegres, como el héroe hacia la victoria.


¡Abrazaos Millones de seres!
¡Este beso al mundo entero!
Hermanos, sobre la bóveda estrellada
Debe habitar un Padre amante.

¿Os postráis, Millones de seres?
¿Mundo, presientes al Creador?
Búscalo por encima de las estrellas!
¡Allí debe estar su morada!


¡Alegría, bella chispa divina,
hija del Elíseo!
¡Penetramos ardientes de embriaguez,
¡Oh celeste, en tu santuario!
Tus encantos atan los lazos
que la rígida moda rompiera;
y todos los hombres serán hermanos
bajo tus alas bienhechoras.

¡Alegría, bella chispa divina,
hija del Elíseo!
¡Alegría, bella chispa divina!


Versiones del Himno de la Alegría hay muchas, aquí os dejo un vídeo con una letra maravillosa que podréis entonar con vuestras familias, ¡seguro!



LOS IMPLANTES DE BEETHOVEN
Vamos a construir un implante, busca información en internet y trata de conseguir algo parecido.
Después colócatelo, así:


Con todo las aventuras que has vivido con Beethoven en este libro, trata de pensar como si fueras él. Este implante que has construido pensando en el genio te ayudará a transformar el ruido que nos rodea en…



jueves, 2 de junio de 2016

BEETHOVEN, ¡HERMANO! ACTIVIDAD 14. CUARTETO RAZUMOVSKY.



Con arcilla, fabrica un objeto inspirado en esta melodía.

BEETHOVEN, ¡HERMANO! ACTIVIDAD 13. VERSIONES 5º SINFONÍA.



ACTO III. BEETHOVEN Y EL SILENCIO.

Beethoven viaja de nuevo al futuro, al año 2016 y….

Aparece Beethoven en la consulta del Dr. Caracol que camina lentamente, habla, gesticula y reacciona también lentamente.
DR. CARACOL.— La intervención ha sido un éxito, querido Ludwig. Su hipoacusia neurosensorial profunda bilateral ha sido parcialmente compensada. Como sabe le hemos colocado un implante coclear unilateral, claro. Ahora, me escucha. ¿verdad?
BEETHOVEN.— Sí, también toda esa maraña de pitidos y ruedas que atormentan este lugar.
DR. CARACOL.— Es la ciencia, amigo, ahora el dispositivo transforma las ondas sonaras en impulsos eléctricos que estimulan el Nervio auditivo. Gracias a un largo trabajo de ingeniería, se ha implementado una estructura fina para escucha musical que usted podrá disfrutar especialmente, son los avances de los que puede disfrutar en el 2016.
BETHOVEN.— ¿Puede hablar más claro y con más ritmo?, por favor.
DR. CARACOL.— ¡No me diga que no me escucha!
BEETHOVEN.— Demasiado bien, pero de qué me sirve si no entiendo su jerga.
DR. CARACOL.— Ja, ja, ja. ¿Cómo explicarle? La nueva estrategia de codificación le permitirá discernir los sonidos. Pero, como ya le comentaron mis colegas, no le hemos puesto un oído nuevo.
BEETHOVEN.— ¿Entonces?
DR. CARACOL.— Hemos mejorado su audición aunque no sea exactamente igual que antes.
BEETHOVEN. — ¿Qué suena? Dios mío, es la guerra.
El músico se tapa con la cortina.
DR. CARACOL.— Es un avión que va a aterrizar, estamos muy cerca del aeropuerto. Me encanta viajar, cuando vuele…
BEETHOVEN.— ¿Duele? ¿Qué es lo que me va a doler? ¿Lo que me han metido?
DR. CARACOL.— Vuele, vuele como los pájaros.
BEETHOVEN.— ¡Ah! Podré escucharlos, por fin.
DR. CARACOL.— Como decía, cuando vuele para regresar a su ciudad puede ser molesto, incluso algunos no lo toleran. No se ponga nunca en la parte de atrás y si es necesario retire el aparato.
BEETHOVEN.— ¿Qué? ¿Se puede volar?
DR. CARACOL.— Está todavía afectado por la anestesia…
BEETHOVEN.— No sé para qué escucho si no me entero de nada.
DR. CARACOL.— ¿Ha venido con algún familiar?
BEETHOVEN.— No, están en Viena.
DR. CARACOL.— Le diré a la logopeda que necesita usted más ayuda, lo hará encantada.
BEETHOVEN.— Yo no necesito a una loquera.
DR. CARACOL.— He dicho logopeda, ella le ayudará a adaptarse al aparato.
BEETHOVEN.— ¿Dónde se ha visto una cosa igual? Será el dichoso aparato el que tenga que estar a mi servicio.
DR. CARACOL.— Hombre, es otra forma de verlo, pero la rehabilitación auditiva es fundamental.
BEETHOVEN.— No le entiendo, doctor, es imposible. Además con ese bigote enorme, y con tanto ruido.
El Doctor se atusa los bigotes que terminan en espiral, como si tuviera dos caracoles en cada extremo.
DR. CARACOL.— Y dale con mi bigote. ¿Para qué les opero yo? Para que no tengan que leer los labios. Ya me gustaría a mí quitarme el nombre, digo, el bigote, pero entonces me quedaría sin lo que soy, sin lo que me da personalidad.
BEETHOVEN.— Nos vamos entendiendo, porque eso es exactamente lo que siento sin mi oído.
DR. CARACOL.— Ya, ya, ya me puedo imaginar, entonces.
BEETHOVEN.— Gracias Doctor, pero hasta que no vea cómo escucho la música…
DR. CARACOL.—Vamos a poner la televisión.
BEETHOVEN.— ¿El qué?
DR. CARACOL.— Le veo un poco perdido. Mire con atención.
Aparecen los dibujos animados de “La Pantera Rosa” interpretando la “Quinta Sinfonía” de Beethoven y una versión con mambo.










Y ahora… 
Mientras escuchamos la Quinta Sinfonía vamos a cocinar…
EL plato que prepares tiene que ver con lo que te provoque la música.
¿Qué ingredientes necesitas?
¿Qué tiene que ver el plato que preparas con las sensaciones que la música te inspira?
Ahora, dinos tu receta ….. con salsa de la Quinta Sinfonía. 









BEETHOVEN, ¡HERMANO! ACTIVIDAD 12. SOMOS ESPEJOS. FIDELIO




¿Qué te parece este Coro de los Prisioneros de la ópera de Beethoven, Fidelio?
¿Te imaginas cómo se sienten?
¿Reconoces en el mundo en el que vivimos situaciones similares?
Nos colocamos por parejas, uno es espejo del otro y después cambiamos. ¿Habéis sido unos espejos fieles? Ahora hacemos lo mismo escuchando al coro.



Aquí tienes al hermano mayor de nuestro querido Harpo, se llama Groucho y mira qué bien hace el juego del espejo. ¡Suerte!


BEETHOVEN, ¡HERMANO! ACTIVIDAD 11.



¿Te suena esta melodía? ¿Dónde la has escuchado?

Elige una vocal y canta con ese único sonido mientras el piano te acompaña.

¿Qué te hace sentir?

Dibuja un personaje que pueda aparecer en una película mientras suena esta música.

BEETHOVEN, ¡HERMANO! ACTIVIDAD 10.



Averigua qué famosa serie de dibujos animados es conocida por esta melodía.
Elige in instrumento de este septimino
CUERDA: violín, viola, violonchelo, contrabajo.
VIENTO: clarinete, fagot, trompa.

Busca información sobre el instrumento elegido, después simula que lo tocas mientras suena la melodía.
¿A qué sonata de Beethoven se parece?




BEETHOVEN, ¡HERMANO! ACTIVIDAD 9.

tan

¡Mira qué pianista tan formidable!
Nos dividimos en parejas.
Cada persona elige: ¿Manos o pies?
Ahora vamos a bailar al ritmo de la SONATA Nº 2O DE BEETHOVEN cada un@ con los instrumentos elegidos manos o pies.